Muchas personas creen que la caída de cabello solo se debe a cuestiones genéticas, y no toman en cuenta su alimentación y otros factores importantes. Entre ellos se encuentra el estrés y la depresión, que tienen una repercusión negativa en el funcionamiento de nuestro organismo. En el Blog de Sergio Kou puedes encontrar artículos para que planifiques una dieta más saludable, así como actividades que te ayudarán a relajarte. De este modo, a continuación nos concentraremos en los consejos prácticos para evitar la caída del cabello, así podrás evitar lidiar con este problema.


¿Por qué se produce la caída del cabello?

Responder esta pregunta puede ser algo complicado. Sin tener que recurrir a tecnicismos, solo es necesario tener en claro que el cuerpo de mujeres y hombres funciona de una manera distinta. En el caso de las primeras, no cabe duda que las variaciones hormonales juegan un papel importante. A lo largo de sus vidas se producen cambios en el metabolismo, lo que afecta inevitablemente el estado de los folículos capilares.  Mientras que en lo varones está más relacionado con la genética, pero también con la falta de vitaminas y minerales.


Para compensar lo antes mencionado, existen algunos remedios caseros para fortalecer el cuero cabelludo, y que resultan bastante fáciles de preparar. Uno de los más conocidos consiste en el uso del extracto de aloe vera, un tratamiento que ha sido llevado a cabo por cientos de años. Esta planta destaca por su alto contenido de nutrientes y aminoácidos, que son indispensables para que el cabello crezca fuerte y resistente. Solo es necesario realizar un corte transversal de la sábila, para luego realizar masajes circulares para extender la sustancia.


Recomendaciones para prevenir la caída del cabello

Por otro lado, un tratamiento que también data de tiempos antiguos, y que da muy buenos resultados, es la aplicación de aceites naturales. Culturas de todas partes hacen referencia a esta clase de remedios, pues incluso son empleados al momento de tratar dolencias y malestares físicos. Nosotros te recomendamos probar con el aceite de romero, que podrás combinar con el extracto de almendra. Juntos se complementan para crear una potente mezcla rica en antioxidantes, un compuesto que es de gran ayuda para evitar que aparezcan canas prematuramente.


Métodos naturales para tener un cabello más saludable

Si los ingredientes antes detallados te resultan difíciles de conseguir, una buena alternativa son los tratamientos a base de cebolla. Tal como lees, este vegetal no solo destaca por sus propiedades beneficiosas para el sistema respiratorio, sino que tiene un alto contenido de azufre. De esta manera, su jugo puede ser aplicado en las mismas raíces, lo que permitirá fortalecer directamente los folículos donde crece el cabello.